Archive | Galletas RSS feed for this section

Cookies de chocolate y nueces

31 Mar

¡Feliz lunes!

Si os gustan las típicas galletas americanas con trocitos de chocolate y nueces, las llamadas “cookies”, no busquéis más, ya la habéis encontrado, esta es sin duda la mejor receta de cookies del mundo!

20140326-093152.jpg

Hace ya unos cuantos años que la hago y la verdad es que no he probado una receta mejor. Esta la encontré en el libro de Williams Sonoma “The Williams Sonoma Baking Book”, un libro de recetas esenciales de repostería que no he conseguido (ni creo que consiga nunca) hacer todas las recetas, ya que hay más de 300 recetas! Recuerdo que fue la primera receta que hice de todo el libro.

20140326-093345.jpg

Por lo que pueda parecer, es una receta muy sencilla. Sobretodo porque aquí, a diferencia de otras recetas de galletas, no hace falta enfriar la masa y tenerla toda una noche en la nevera, aquí se hace toda la receta del tirón. Empezamos!

20140326-093107.jpg

Ingredientes:

– 220 gr de harina

– 1/2 cucharadita de levadura

– 1/2 cucharadita de bicarbonato

– 1/2 cucharadita de sal

– 125 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

– 125 gr de azúcar blanquilla

– 105 gr de azúcar moreno

– 1 huevo

– 1 cucharadita de extracto de vainilla

– 185 gr de gotas de chocolate

– 125 gr de nueces picadas

Empezamos precalentando el horno a 180º y preparando las bandejas que usaremos para hornear con papel de hornear por encima.

Tamizamos la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal.

Batimos con nuestro mixter la mantequilla y cuando empiece a blanquear añadimos los dos tipos de azúcares hasta que se haya formado una mezcla homogénea.

Añadimos el huevo y la vainilla.

Ahora le incorporamos la harina y batimos a baja velocidad hasta que se haya integrado.

Por último añadimos las gotas de chocolate y las nueces que mezclaremos con una espátula manualmente.

Con la ayuda de una cuchara pequeña haremos bolas con la masa que colocaremos en las bandejas que hemos preparado, dejando una distancia entre galletas porque en el horneado se extenderán.

Podemos dejar directamente la bola en la bandeja o chafarla un poquito para que queden más planitas.

Horneamos durante 12 minutos y cuando saquemos del horno la dejamos un par de minutos en la misma bandeja y después las traspasamos a una rejilla para dejar que se enfríen por completo.

Cuando salgan del horno todavía estarán blanditas, pero no os preocupéis que cuando se enfríen se endurecerán.

20140326-093324.jpg

A disfrutar!!

20140326-093216.jpg

Gracias por visitar mi blog!

Galletas de mantequilla

9 Ene

20140108-121140.jpg

Por fin he hecho mis primeras galletas decoradas.

Bueno, en realidad no son las primeras galletas decoradas que hago, las primeras las hice hace unos tres o cuatro años. Hubo una temporada que no podía parar de hacer galletas decoradas pero al poco tiempo el souflé bajó y las abandoné por completo hasta el día de hoy.

Estas están decoradas de una manera muy sencilla, nada de dibujos logradísimos y monísimos, no, son lo más sencillo que se puede hacer.

20140108-121021.jpg

Decoradas con fondo de glasa blanca, un detalle en el borde con azúcar de colores y sprinkles y el nombre de la persona a la que se quiera reglarar para complementar.

20140108-121200.jpg

La receta la he sacado del libro de Bea Roque, en el que aparte de esta magnífica receta también está incluido el paso a paso perfectamente explicado.

Lon ingredientes para estas galletas son:

– 250 gr de mantequilla tipo pomada

– 250 gr de azúcar glass tamizado

– 1 huevo L y una yema

– 650 gr de harina tamizada

– un poco de leche para ligar la masa

– el aroma que queramos añadir, en mi caso fue vainilla

Empezamos batiendo la mantequilla para asegurarnos de que tenemos una textura suave y cremosa. A continuación le vamos añadiendo el azúcar glass bien tamizado poco a poco, con la velocidad al mínimo de nuestra batidora. Batimos hasta que el azúcar se haya integrado por completo. Intentamos no batir en exceso porque no queremos que la masa coja aire.

A continuación le añadimos el huevo y la yema ligeramente batidos y el aroma o extracto que hayamos elegido. En mi caso fue una cucharadita de vainilla.

Bajamos al mínimo la velocidad de nuestra batidora y vamos añadiendo la harina tamizada a cucharadas a nuestra masa. Antes de terminar, cuando nos quede poco harina veremos que la masa se empieza a desmigar, es decir que ya no puede incorporar más harina, entonces es el momento de incorporar el chorrito de leche. Seguimos hasta terminar con la harina. La leche hay que incorporarla muy poco a poco para evitar excedernos y que quede una masa muy húmeda. Si fuera así lo que haríamos sería añadir un poco más de harina.

Retiramos nuestra masa de la batidora y la colocamos sobre la encimera, mesa de trabajo, etc. Acabamos de amasar a mano y hacemos una bola con la masa. Esa bola la dividiremos en cuatro partes lo más iguales posibles. Cogemos una primera parte y la ponemos entre dos trozos de papel de hornear. Con la ayuda de un rodillo estiraremos la masa hasta conseguir un grosos de 0,6 centímetros aproximadamente. Colocarermos la masa en la nevera y repetiremos el proceso con los otros tres trozos de masa que tenemos.

Dejamos reposar en la nevera durante un par de horas como mínimo, o durante toda una noche. Pasado este tiempo la masa se habrá endurecido y podremos trabajar con ella más facilmente sin que después esta se deforme en el horno.

Con la ayuda del cortador que hayamos elegido cortamos la masa de las galletas y las vamos colocando en una bandeja de hornear. Iremos colocando las galletas con un par de centimetros de separación entre ellas, ya que no son unas galletas que crecen mucho en el horno pero si se pueden esparcir un poco. Esta bandeja de hornear la colocamos en la nevera durante 15 minutos para que vuelvan a enfriarse. Mientras tanto encendemos el horno a 180º.

Con el horno caliente y las galletas frías metemos la bandeja en el horno y horneamos durante 12 minutos aproximadamente. El tiempo de horneado dependerá básicamente del tamaño del cortador que hayáis utilizado y del grosor que le hayáis dado a la galleta.

La galleta no ha de quedar dorada sino más bien blanca. Al sacar del horno estará todavía un poco blanda pero cuando se enfríe quedará completamente dura, con la textura de galleta.

Con la masa que nos haya sobrado volvemos a hacer una bola y volvemos a estirar entre dos trozos de papel de hornear. Esta vez la masa deberá estar unos 15 minutos en la nevera y ya podemos volver a cortar más galletas y repetir todo el proceso. Es recomendable no reutilizar la masa en más de dos ocasiones, porque la textura deja de ser la misma y se vuelve menos manejable.

Ahora que ya tenemos nuestras galletas listas podemos dejarlas así o decorarlas a nuestro gusto. Yo las decoré con glasa hecha con albúmina, los ingredientes que utilicé fueron los siguientes:

– 10 gr de albúmina

– 70 gr de agua fría

– 350 gr de azúcar glass

Mezclamos la albúmina con el agua y dejamos que se hidrate durante una hora. Pasado este tiempo incorporamos el azúcar glass. Y ya tenemos nuestra glasa lista!

Si queremos decorar nuestras galletas delineando el borde y rellenando (como las he hecho yo) lo que hacemos es separar una pequeña parte de la glasa que hemos hecho y esta la utilizaremos para delinear. Para obtener la glasa del relleno le iremos añadiendo gotas de agua a la glasa que hemos separado y removeremos hasta obtener la textura deseada.

Se que decorar galletas puede parecer algo muy complicado y en cierta medida lo es. Saber cual es la textura adecuada no es sencillo pero solo practicando la aprenderemos.

En mi caso, una vez delineada y rellenada la galleta con la glasa blanca, las dejé secar toda la noche y a la mañana siguiente con la glasa del delineado volví a delinear por encima y antes de que se secara le pegué el azúcar de colores o los sprinkles. Después escribí algunos nombres encima con la glasa de delinear teñida de colores.

20140108-120954.jpg

Cada nombre dentro de una bolsita de plastico como se ve en la foto y un detalle perfecto.

20140108-121059.jpg

Muchas gracias por visitar mi blog y espero que en breve pongáis en práctica vuestras primeras galletas decoradas.

Elena

 

Galletas Oreo bañadas en chocolate blanco y negro

2 Ene

¡Feliz año nuevo! Ya estamos en 2014 y yo sigo publicando cosas que he preparado estas fiestas.

20131226-094905.jpg

La verdad es que las Navidades son unas de mis fechas preferidas para hacer dulces y eso que por desgracia pocos son los que estos días llegan al postre con ganas de comer algo más después de haber pasado por los entrantes y tres platos más… 😦 Pero como nos rodeamos de personas que nos quieren mucho, todos hacen un “esfuerzo” para probar aquello que con tanto cariño has preparado…. Gracias!

20131226-094919.jpg

Esta, es una de esas entradas que ves en un blog y que eres incapaz de parar hasta que no te haces con todos los materiales para hacerla. Esta en concreto pertenece a Las Recetas de MJ, los que sigáis este blog ya sabréis las maravillas que prepara Mª José y esta es una de ellas.

Todos seguramente conoceremos las galletas Oreos, y sabréis que también tienen unas galletas cubiertas de chocolate, tanto con leche como blanco. Esta receta es para conseguir de forma casera estas galletas cubiertas, que no tiene mucho misterio. El “toque” lo da el transfer de chocolate. Nunca había usado estos transfers, porque tampoco suelo trabajar los chocolates pero a partir de ahora buscaré más cositas que hacer que los usen.

20131226-095020.jpg

Ya veréis lo sencillo que es preparar estas galletas. Para hacerlas necesitaremos:

Ingredientes:

– 20 oreos

– 360 gr de chocolate blanco

– 250 gr de chocolate negro

– lámina transfer para chocolate

Podemos hacer esta receta de dos maneras, con o sin molde. Yo usé un molde de silicona con forma esférica, pero se puede hacer perfectamente sin molde.

Empezamos cortando círculos de la lámina transfer del mismo tamaño que la base de nuestro molde.

20131226-002605.jpg

Y los ponemos en el fondo del molde, con la parte rugosa por arriba, que será la que tenga contacto con el chocolate.

20131226-002639.jpg

Derretimos el chocolate en el microondas en tandas de 30 segundos removiendo en cada tanda para que no se queme. Añadimos un par de cucharaditas en cada parte del molde.

20131226-002717.jpg

Colocamos la galleta Oreo sobre el chocolate.

20131226-002751.jpg

Y cubrimos con otro par de cucharaditas de chocolate hasta cubrir la galleta por completo.

20131226-002844.jpg

Guardamos el molde en la nevera hasta que el chocolate se haya endurecido y desmoldamos con cuidado y ya están listas nuestras galletas!

20131226-094940.jpg

A disfrutar!

20131226-094959.jpg

Gracias por visitar mi blog! 🙂

Hombrecitos de jengibre (Gingerbread man)

31 Dic

20131231-174341.jpg

Se que quedan pocas horas para que empiecen a llegar los invitados a vuestras casas, o para que salgáis para casa de vuestros familiares o amigos, pero no podía terminar este año sin preparar los clásicos hombrecitos de jengibre.

Los hago cada año para fiestas, pero este año me ha pillado un poco el toro y nos los he podido tener listos hasta hoy. Pero lo importante es que los tengo listos antes de terminar el año.

20131231-174421.jpg

Seguro que muchos/as de vosotros los conocéis, hay miles de recetas por la red, pero a mi la que más me gusta es la Williams & Sonoma, con una pequeña variación. Es fantástica!

20131231-174502.jpg

Como esta receta es un poco larga, vamos a ella ya!

Ingredientes:

– 780 gr de harina

– 1 cucharadita de bicarbonato

– 1 cucharada de jengibre

– 1 cucharadita de canela

– 1/2 cucharadita de nuez moscada

– 1/2 cucharadita de clavo

– 1/2 cucharadita de sal

– 250 gr de mantequilla

– 105 gr de azúcar moreno

– 125 gr de azúcar blanquilla

– 300 gr de melaza

– 50 gr de miel de caña

– 1 huevo L

Empezamos tamizando la harina, el bicarbonato, el jengibre, la canela, la nuez moscada, el clavo y la sal. Reservamos.

Mezclamos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta que se haga una mezcla cremosa.

Incorporamos poco a poco la melaza y la miel.

Añadimos el huevo y batimos hasta que se haya integrado bien.

Ahora añadimos la mezcla de la harina en tres partes, si no podemos con nuestra batidora terminaremos de hacer la masa a mano.

Dividimos la masa en cuatro partes iguales. Cada una de las partes la pondremos entre dos trozos de papel de hornear y con la ayuda de un rodillo estiraremos al grosor que más nos guste. Las guardamos en la nevera durante como mínimo un par de horas o toda una noche.

Pasado este tiempo pre calentamos el horno a 200º.

Cogemos los trozos de masa que teníamos estirados en la nevera y con el cortador de nuestro muñeco empezamos a cortar galletas.

Hay quien guarda los muñecos ya cortados 15 minutos más en la nevera, pero yo los meto en el horno directamente.

Horneamos durante unos 6-10 minutos, dependiendo del grosor de las galletas.

Dejamos enfriar sobre una rejilla hasta que esté totalmente frío.

Podemos dejar las galletas así o decorarlas con glasa.

Yo las he decorado con glasa hecha con albúmina, con los siguientes ingredientes:

– 5 gr de albúmina

– 35 gr de agua fría

– 190 gr de azúcar glass

Empezamos mezclando el albúmina con el agua, hasta que se diluya bien. Dejamos reposar durante una hora como mínimo.

Tamizamos el azúcar glass y batimos con la mezcla del agua.

Podemos dividir la glasa y teñirla en los colores que queramos usar. Y con la ayuda de una boquilla y la manga pastelera decoramos como más nos gusten nuestras galletas.

20131231-174549.jpg

Gracias por visitar mi blog!

 

 

 

Renos de turrón (sin azúcar)

25 Dic

20131223-094425.jpg

Feliz Navidad!! ¿Como llevamos las primeras comilonas? Ánimo que esto ha sido solo el principio, todavía nos quedan unos cuantos días por delante.

20131223-094819.jpg

Hoy publico unas galletas que me encantan! Me gustan porque a la vista son preciosas, muy divertidas y originales, pero también porque no llevan nada de azúcar y son de los pocos dulces que hago aptos para aquellas personas que no pueden probar el azúcar, como son mis dos hermanos. Y para que engañarnos, porque para el resto de los mortales tampoco nos va mal de vez en cuando comer algo sin azúcar, sobretodo en estas fechas, que después del Reyes no me va a caber ni el chándal para ir al gimnasio.

20131223-095434.jpg

Aunque también podéis hacerlas dulces, añadiendo a la receta un par de cucharadas de azúcar y cambiando el turrón sin azúcar, por uno normal.

20131223-095354.jpg

Esta receta la encontré en el blog de Kanela y Limón y son las segundas Navidades que las preparo, muy buenas, llamativas y muy sencillas de hacer.

20131223-094459.jpg

Los ingredientes que necesitamos son:

–          1 huevo mediano

–          300 gr harina

–          200 gr de turrón en pasta

–          100 gr de mantequilla a temperatura ambiente

–          Lacasitos y galletas pretzel para decorar

Como he comentado estas galletas las quería hacer sin azúcar, por lo que para conseguir el turrón en pasta…. Mal! Lo tenía que hacer yo, porque los que venden todos llevan azúcar. Pero sin problema, porque es muy sencillo de hacer y además, más barato. Cogemos una barra de turrón de Jijona sin azúcar, la cortamos en cuadraditos pequeños y lo calentamos en el microondas en tandas de 30 segundos y removiendo cada vez para que no se queme. Yo necesité un minuto para tenerlo listo, así que más fácil imposible.

Ahora ya podemos empezar.

Batimos la mantequilla con el turrón en pasta hasta conseguir que se integre bien.

20131223-094631.jpg

Añadimos el huevo y batimos.

20131223-094701.jpg

Por último añadimos la harina y amasamos a mano para terminar de integrar bien los ingredientes.

Como hacemos siempre con las galletas, podemos dejar la masa durante un par de horas en la nevera para que coja mejor consistencia, pero no fue mi caso, yo me puse directamente a darles forma.

Precalentamos el horno a 170º.

Con la ayuda de un par de hojas de papel de hornear y un rodillo estiramos la masa hasta conseguir el grosor deseado para nuestras galletas. Con la ayuda de un cortador redondo o un vaso (como es mi caso) hacemos círculos que serán las cabezas de nuestros renos.

20131223-094734.jpg

Con los dedos les vamos dando la forma deseada. Decoramos con un par de lacasitos como ojos, uno como nariz y un par de galletas pretzel simulando los cuernos. Estas decoraciones las ponemos presionando ligeramente con los dedos, porque sino después de hornear se nos saldrán.

20131223-094754.jpg

Horneamos durante 12 minutos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

20131223-095325.jpg

Bastante fácil, no?

20131223-095540.jpg

También pueden ser una buena opción como regalito para estas fiestas.

20131223-095341.jpg

Gracias por visitar mi blog!