Archive | Layer Cakes RSS feed for this section

Bizcocho clásico de yogur. Feliz cumpleaños!

27 Nov

20131126-125856.jpg

Todo un clásico. El bizcocho de yogur, si el de los vasitos.

20131126-100807.jpg

Y es que, quien no lo ha hecho nunca? Que madre no nos ha hecho nunca este bizcocho? Sobretodo para los cumpleaños. Y es que la repostería moderna ha cambiado mucho, ahora las tartas de cumpleaños tienen forma de nuestros personajes favoritos, o están relacionados con nuestros hobbies, o nuestros trabajos, cubiertas con fondant y rellenas de cremas que hace cinco años todos desconocíamos. Por eso clásicos como este no se deben perder.

20131126-100938.jpg

Además de sencillo, no necesitas tener muchos cacharros, porque aquí ni la báscula ni las cucharas medidoras son necesarias. Los ingredientes, un bol, unas varillas manuales y un molde es todo lo que necesitamos para hacer este delicioso bizcocho. Yo de echo, no utilicé la Kitchen Aid para hacerlo. Quise hacerlo 100% tradicional.

20131126-100845.jpg

Y lo bueno que tiene un bizcocho como este es que sabes que seguramente le va a gustar a todo el mundo. Este en concreto me lo pidió mi pareja, para su cumpleaños, que fue este lunes… Además, la idea de rellenarlo y cubrirlo con nocilla y de repartir lacasitos por encima es suya… Y no, no cumple 6 años, jijijiji.

20131126-100958.jpg

Además acepta bastantes variaciones como añadirle gotas de chocolate, rellenarlo con algún ganaché o mermelada, etc.

20131126-100533.jpg

Ingredientes:
– 1 yogur
– 1 medida de aceite
– 2 medidas de azúcar
– 3 medidas de harina
– 3 huevos
– 1 sobre de levadura

Hacerlos es muy sencillo. Antes de empezar precalentamos el horno a 180º. Y cubrimos nuestro molde con papel de hornear en la base y lo engrasamos con aceite con la ayuda de un pincel. Para este bizcocho yo he usado dos moldes de 18cm.

Empezamos mezclando el aceite con el azúcar. Una vez listo le añadimos uno a uno los huevos y lo mezclamos todo bien.

A continuación vamos añadiendo la harina, tamizada junto con la levadura. Yo lo hago en dos partes. Primero incorporo la mitad de la mezcla de harina y levadura, después añado el yogur y para terminar lo que queda de harina.

Lo mezclamos todo bien y vertemos la mezcla en los moldes. Horneamos durante 25 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro este salga limpio.

Dejamos enfriar dentro del molde durante 10 minutos y pasado este tiempo lo desmoldamos con cuidado y lo traspasamos a una rejilla donde lo dejaremos enfriar por completo.

20131126-100905.jpg

Lo podéis rellenar, cubrir y decorar con lo que más os guste. En este caso, a petición del cumpleañero lo rellené y cubrí con Nocilla y repartí unos Lacasitos por encima. Además con dos palillos de brocheta, un trozo de cordel “bakers twine” y unos trozos de whasi tape, hice una guirnalda muy facilita de hacer y que viste un poco más el pastel.

20131126-100552.jpg

Con esta receta participo en el Foto Pin Cumpleaños de Tu medio Cupcake:

Foto_pin_cumplean_os

Elena

Devil’s Food Cake. La mejor tarta de chocolate!

12 Nov

20131105-085530.jpg

Todos tenemos nuestra receta favorita. A veces es complicado decidirnos por una, porque no se a vosotros, pero a mi en lo que a dulce se refiere me gusta (casi) todo. Pero sin ninguna duda os aseguro que esta es la mejor receta de tarta de chocolate del mundo!!

En esta ocasión la traigo en forma de Layer Cake, pero la he probado en Bundt Cake y en Cupcakes y tanto da… Está deliciosa de todas las maneras posibles.

No tengo apenas fotos de la tarta, solo del corte sobre el plato…. Uno de los motivos es porque la tuve que cubrir a prisa y corriendo y no quedó todo lo bonita que a mi me hubiera gustado y el otro es porque no la comimos en casa.

Pero igualmente, más bonita o más fea, la cuestión es que esta tarta está deliciosa!

20131103-204830.jpg

Ingredientes:
– 330 gr de harina
– 90 gr de cacao en polvo sin azúcar
– 1 y 1/2 cucharadita de levadura
– 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
– 1/2 cucharadita de sal
– 185 gr de mantequilla a temperatura ambiente
– 500 gr de azúcar moreno
– 2 cucharaditas de extracto de vainilla
– 4 huevos
– 375 ml de buttermilk*

*Si no tenemos buttermilk podemos hacerlo casero. Pondremos 375ml de leche a temperatura ambiente y le añadimos una cucharada sopera de vinagre o zumo de limón. Removemos y dejamos reposar durante unos 10 minutos. Veremos como la leche se va cortando, ese es el aspecto que ha de tener. Antes de añadirlo a la masa volveremos a remover.

Empezamos precalentando el horno a 180º y engransando tres moldes de 18cm con aceite, sin olvidarnos de poner papel de hornear en la base.

Tamizamos la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal y reservamos.

Mezclamos la mantequilla con el azúcar.

20131103-204843.jpg

Añadimos los huevos uno o a uno. Sin añadir el siguiente hasta que el anterior se haya integrado perfectamente. Incorporamos también la vainilla.

20131103-204901.jpg

Ahora incorporaremos la mezcla de la harina en tres veces, alternando con el buttermilk (harina-buttermilk-harina-buttermilk-harina). Es importante no batir mucho la masa cuando empezamos a añadir harina, porque sino nos quedará un bizcocho muy duro. Batimos lo justo para que se empiecen a integrar los ingredientes y si es necesario terminamos de integrar manualmente con una espátula.

20131103-204922.jpg

Repartimos la masa lo más equitativamente posible entre nuestros tres moldes y horneamos durante 30-35 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro de uno de nuestros bizcochos este salga limpio.

Dejamos enfriar dentro del molde durante 10 minutos y a continuación desmoldamos y dejamos enfriar por completo encima de una rejilla.

Una vez frios los envolvemos individualmente en papel film y los guardamos en la nevera durante toda la noche. Con esto conseguimos que la miga se asiente y que cuando vayamos a decorar no se nos desmigue el bizcocho. Si no tenemos tiempo de hacer esto, decoraremos directamente con mucho cuidado.

Al día siguiente (y con las prisas) rellené y cubrí la tarta.

Para el relleno hice una crema de chantilly, utilizando 200 ml de nata para montar, 20 gr de azúcar glass y una cucharadita de extracto de vainilla. Para hacerlo montamos la nata añadiendo poco a poco el azúcar glass y el extracto de vainilla.

Y la cubrí con un buttercream de chocolate negro. Los ingredientes que utilicé fueron: 180 gr de chocolate de cobertura, 188 gr de mantequilla a temperatura ambiente, 175 gr de azúcar glass y una cucharadita de extracto de vainilla.

Derretimos al baño maría o en el microondas el chocolate y dejamos enfriar. Si derretimos el chocolate en el microondas lo haremos en tandas de 30 segundos y removiendo después de cada tanda. Si lo hacemos seguido puede que el chocolate se queme.

Batimos la mantequilla durante un par de minutos y añadimos todo el azúcar glass. Batimos durante 3-4 minutos, veremos que la mezcla ha blanqueado. Incorporamos el chocolate y el extracto de vainilla y mezclamos hasta que todos los ingredientes se hayan integrado bien.

Cubrimos primero con una fina capa de buttercream y después terminamos con lo que nos haya sobrado, intentando que quede lo más liso y uniforme posible.

Si vamos a tardar en consumir esta tarta es preferible guardarla en la nevera, porque lleva nata. Sino la podemos dejar perfectamente a temperatura ambiente.

20131105-085509.jpg

Es una pena que no tenga más fotos de la que es mi tarta de chocolate favorita, pero estoy segura de que la volveré a repetir.

20131105-085445.jpg

Victoria Sponge Cake (mi versión)

12 Oct

20131008-155650.jpg

Un clásico entre los clásicos. El Victoria Sponge Cake nació en Inglaterra, por lo que circula por la red, este bizcocho debe su nombre a la reina Victoria, que le encantaba tomar un trozo de él a la hora del té.

Se podría comparar con el clásico bizcocho de yogurt que conocemos aquí, presente en todas las fiestas de cumpleaños (al menos en las fiestas de cumpleaños de mi época).

Aunque la versión más moderna del Victoria Sponge Cake está relleno de nata montada y mermelada de fresas (o fresas en temporada), yo le doy el toque de pastel clásico de cumpleaños y lo relleno y cubro con Nutella y reparto unos lacasitos por encima (si, como si tuviera 5 años).

La receta es para un bizcocho de dos pisos de 15cm de diámetro y la he sacado el libro de Primrose Bakery:

20131008-155740.jpg

Ingredientes:

– 105gr harina
– 113gr azúcar
– 13gr harina de maíz
– 0,5 cucharadita de levadura
– 0,5 cucharadita de extracto de vainilla
– 113gr de mantequilla a temperatura ambiente
– 2 huevos
– 2 cucharadas de buttermilk*

*Si no tenemos buttermilk se puede hacer de manera casera. En este caso con 2 cucharadas de leche entera, le añadiños unas gotas de limón o de vinagre, removemos y dejamos reposar unos 10 minutos. Volvemos a remover pasado el tiempo y lo incorporamos a la masa.

Encendemos el horno a 180º y forramos el fondo del molde que vayamos a usar con papel de hornear y aceite (los laterales solo con aceite).

Batimos la mantequilla con azúcar hasta que quede una mezca cremosa.

20131008-155854.jpg20131008-155918.jpg

Añadimos los huevos uno a uno (sin incorporar el siguiente hasta que el anterior no se haya incorporado bien a la mezcla) e incorporamos el extracto de vainilla.

20131008-160120.jpg

Tamizamos la harina junto la harina de maíz y la levadura. Y la incorporamos en dos veces a la mezcla de mantequilla, azúcar y huevos; alternando con el buttermilk.

20131008-160205.jpg

Volcamos la mezcla en nuestro molde y horneamos durante 35 minutos o hasta que al insertar un palillo este salga limpio.

Cuando esté listo dejamos enfriar dentro del molde durante 10 minutos y a continuación desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo en una rejilla.

20131008-160255.jpg

Una vez frío y con la ayuda de una lira o un cuchillo nivelamos el bizcocho (quitamos la parte del centro que se haya levantado en el horneado) y partimos el bizcocho en dos parte iguales. Rellenamos con Nutella el centro, tapamos y cubrimos de nuevo con Nutella. Yo he repartido también unos lacasitos por encima, para darle un poco de color.

20131008-160407.jpg

20131008-160705.jpg

Un clásico que nunca suele fallar y que a todo el mundo acostumbra a gustar.

Las fotos de esta entrada no son muy buenas, pero este pastel lo hice un poco a prisa y corriendo, por la noche con poca luz…. No puedo pedir más…

A disfrutar!